Álvaro Artiga: El predominio de ARENA y el FMLN podría estar llegando a su final

Por Redacción UH

El politólogo de la Universidad Centroamericana José Simón Cañas (UCA), Álvaro Artiga, sostiene que el predominio de ARENA y el FMLN podría estar llegando a su final y en el futuro ganará ventaja aquel partido que desde la oposición esté canalizando el descontento de la población frente a las fuerzas tradicionales.

Según su lectura en las pasadas elecciones, más que voto de castigo lo que se registró es un “desalineamiento”. “Esto significa que los electores que tradicionalmente votaban al FMLN no volverán nunca más, se desalinean, se salen de la línea del voto partidista. Y no es que se van a otro partido, sino que ya no votan”, expresa en una entrevista de la misma casa de estudios.

Recordó también que se dieron dos situaciones con relación a los votantes, por un lado,  aquellos que anularon el voto, con lo que significativamente aumentó la cantidad de votos nulos, sin que implicara una posibilidad de anular las elecciones.

Que haya más de 140 mil votos nulos, bastante más que en elecciones anteriores, según Artiga manda un mensaje más claro que aquellos que no fueron a votar: no están conformes con la oferta partidista.

Dentro de los que votaron sobresale un incremento del voto por rostro, que según explica el politólogo, también es importante destacarlo, porque está mostrando un cierto aprendizaje de la población para usar el sufragio de manera más eficaz.

A su juicio, es claro que hubo una pérdida neta de votantes.  Pese a que se ha dicho que los electores decidieron castigar a los dos principales partidos, y en mayor medida al FMLN, según Artiga se necesita tener los resultados de una próxima elección.

Si el FMLN recuperara 300 mil o 350 mil votantes, para entonces, sí sería posible decir  que hubo un castigo.

Explica además que el Tribunal es el más golpeado y se tiene que replantear, toda la institucionalidad electoral ya que la que hay actualmente data de los Acuerdos de Paz.

“Hay que hacer un rediseño, pensando si conviene o no separar las dos principales funciones del Tribunal: la jurisdiccional y la administrativa; y definir cuál sería el papel de los partidos en la función administrativa”, dijo.

Comentarios

comentarios