Los retos de cara a un año electoral

Por Redacción UH

El Salvador se prepara para celebrar las elecciones de Consejos Municipales y Diputados el próximo mes de marzo del 2018. El Tribunal Supremo Electoral (TSE), ha sacado adelante la preparación del proceso con recursos limitados y con algunos nuevos elementos dispuestos por Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Para estas elecciones  se ejecutó un recorte presupuestario de más de $13 millones de dólares y entre las áreas afectadas con el recorte presupuestario son Capacitación Electoral, Organización Electoral, Transmisión de Resultados electorales preliminares y publicidad.

Una de las novedades de este proceso y que a la vez se ha convertido en un reto,  es que quienes integren las Juntas Receptoras de Votos deben ser ciudadanos sin vínculos partidarios.

Lo anterior quedó establecido en una reciente reforma que los diputados aprobaron al Código Electoral, tras conocerse la sentencia de la Sala de lo Constitucional que cambió las reglas de juego en cuanto a que los miembros de las mesas de votación o JRV deben ser ciudadanos sin vínculos partidarios, como lo eran hasta las elecciones de 2015.

En total, lo que el Tribunal electoral requiere son alrededor de 90 mil personas, sin vínculos partidarios, que integren las 9,442 JRV que se instalarán el día de las votaciones a nivel nacional.

Por otro lado,  el TSE también hará uso de tecnología para realizar el conteo de votos, novedad que ha generado diversas reacciones en la ciudadanía,  desde desconfianza hasta tranquilidad.

Comentarios

comentarios