“La gente no puede salir adelante con funcionarios que detienen la constitucionalidad con sus actos ante la corrupción”

Por Redacción UH

El Salvador ha sufrido grandes actos de corrupción por parte de quienes prometieron en campañas políticas, conducirlo hacia el desarrollo; promesas que pasaron a formar parte de un manual obsoleto de viejas mentiras de campaña que nunca fueron obras, por parte del bipartidismo que impera en el país desde hace 30 años.

La corrupción por parte de los funcionarios públicos, se ha convertido en la agenda diaria en este país para desatino de sus habitantes, quienes cansados también de la impunidad del aparato judicial, rechazan a los partidos tradicionales y encuentran una nueva esperanza en la figura del presidencial ajeno a estos dos institutos políticos, Nayib Bukele.

Los salvadoreños, sin duda alguna, son los principales afectados con la corrupción de estos partidos, muchos de ellos, obligados a migrar para buscar oportunidades que su propio país les niega; frente a esto, el analista político Rafael Lorenzana, enfatiza: “La gente no puede salir adelante cuando se tenga a funcionarios que impiden que avancen los procesos y detienen la constitucionalidad con sus actos ante la corrupción” , declaró.

 

Comentarios

comentarios