El efecto del cuestionado “endeudamiento” de Nuevo Cuscatlán

Por Redacción UH

Con frecuencia las dos últimas gestiones de Nuevo Cuscatlán son cuestionadas por el supuesto “alto nivel de endeudamiento” de la comuna. Sin embargo, poco destacan los sustanciales avances en inversión social que desencadenan un efecto directo en el bienestar de la población, explica la alcaldesa Michelle Sol.

“Cuando llegamos a Nuevo Cuscatlán, nos encontramos con retos complejos. Mucha gente no contaba con servicio de agua potable, y la que tenía no era de forma permanente. ANDA no asumió su tarea, y le tocó a la comuna hacer las gestiones pertinentes para proveer y garantizar el derecho fundamental”, acota Sol.

La obra consistió en la instalación de todo el sistema de tuberías beneficiando alrededor de 6 mil pobladores. A esta se suman otras obras ejecutadas durante los últimos 6 años, consolidadas en los últimos tres con miras a garantizar el bienestar y una condición de vida digna para la ciudadanía.

Reitera que a lo que llaman endeudamiento, es en realidad inversión en el recurso humano, acción consecuente con el modelo de desarrollo social y económico gestado desde 2012.

Actualmente la deuda de la comuna es de  $4,103,338.03, incluida la deuda heredada en 2012 adquirida solo para el funcionamiento.  En el periodo de Michelle Sol se ha pagado el 25% de la deuda total de las inversiones hechas en la gestión de Nayib Bukele  (2012 a 2015) y la inversión en los seis años supera el monto de la deuda (ver cuadro).

“Esa fue una de las apuestas más fuertes (proyecto agua potable), y de la que poco se habla cuando cuestionan el endeudamiento de la alcaldía. Para garantizar el bienestar de la población hay que invertir, si el problema es que hemos gastado para que la gente tenga las condiciones mínimas de vida pues que sigan señalando”, aseveró la funcionaria.

Nuevo Cuscatlán ha sido reconocido por ser un municipio libre de analfabetismo y además tener bajos índices de violencia. La apuesta, de acuerdo con Sol, ha sido desde el inicio dignificar las condiciones de vida de los habitantes; la hoja de ruta se marcó desde la gestión de Nayib Bukele.

Otra de las apuestas claras ha sido la educación. Cientos de jóvenes salvadoreños se están preparando a nivel universitario gracias al programa de becas que se implementó en al gestión pasada.

Además, Sol ha buscado garantizar el acceso a salud y el desarrollo integral de la población abriendo las posibilidad para que puedan practicar deporte a través de diversas disciplinas y habilitar diversos espacios para el sano esparcimiento. Como pocos municipios, Nuevo Cuscatlán cuenta con una moderna biblioteca y enseñanza en idiomas.

La población también goza del acceso a proyectos orientados a garantizar la vivienda digna y  paralelo a la inversión pública, empuja importantes esfuerzos en al atracción de la inversión privada

“La inversión social es de vital importancia, sin embargo, en la medida que garanticemos que más inversionistas pongan los ojos en Nuevo Cuscatlán más oportunidades de empleo generamos para que más familias tengan garantizado su sustento y una mayor calidad de vida”, explicó.

Actualmente, la alcaldesa ha asegurado compromisos que podría generar más de mil empleos para colocar a la población demandante. Sobre los cuestionamientos en transparencia, deja en claro que ha dado respuesta a todas las solicitudes de información por parte de las autoridades.

En el actual periodo, no se ha adquirido ni un sólo crédito, y la disminución de la deuda a largo plazo y la proveedores es sustancial.  “Mis principios y convicción me hacen tener claro que las cosas deben ser correctas todo el tiempo. En mi periodo hemos pasado con demandas de Gerardo Barón; han sido 28 demandas en la Fiscalía General de República (FGR) y la Corte de Cuenta de República (CCR)”, puntualizó.

Comentarios

comentarios