Presidente electo procesará penalmente a quienes autoricen nuevas plazas en el actual gobierno

Por Redacción UH

El presidente electo, Nayib Bukele, afirmó que una de las primeras acciones que tomará luego de jurar el próximo 1 de junio, como presidente constitucional de El Salvador, será ordenar una auditoría «forense», para investigar y procesar penalmente a los funcionarios que hayan contratado nuevas plazas o autorizado nombramientos por Ley de Salarios en lo que resta del actual gobierno.

«Los funcionarios públicos que están contratando personal nuevo, cambiando plazas a ley de salario, vaciando militantes en el Estado, levantando actas con fechas anteriores, incrementando salarios y promoviendo “cuadros”, serán personalmente investigados y procesados penalmente», escribió esta tarde Bukele en sus redes sociales.

Este viernes se filtró información de que tras los resultados de las elecciones del domingo pasado, algunos funcionarios han comenzado a trasladar personal por contrato a Ley de Salarios y hacer nuevos nombramientos para asegurar que la mayor cantidad de activistas del FMLN queden empleados, ante lo cual Bukele aseguró que el gobierno saliente no tiene la más mínima voluntad de hacer una transición ordenada y transparente.

«Esto muestra que no hay voluntad de parte del Gobierno saliente de hacer una transición ordenada y sin anomalías. Por lo que tendremos que solicitar una auditoría forense y procesar a todos los funcionarios culpables y a los empleados que han aceptado los cargos en complicidad», agregó el próximo jefe de Estado.

Comentarios

comentarios