Pandillas pactaron con políticos desde el 2003

Por Redacción UH

Como equipo de periodistas de Última Hora tuvimos acceso a documentos del pedido de antejuicio contra el expresidente de la Asamblea Legislativa Norman Quijano, donde se desprende la declaración de un testigo clave denominado Noé, en un juicio en contra de 425 individuos ligados a una de las pandillas más grandes del país, en la que afirma que los pactos entre cabecillas de pandillas y políticos iniciaron en el 2003.

El declarante afirma que cuando él purgaba prisión en el penal de Apanteos, en Santa Ana, llegaron varios políticos, entre hombres y mujeres, para hablar con los cabecillas de pandillas sobre la situación delincuencial que generaban las pandillas y mostrarles los beneficios de reducir los homicidios.

El testigo sostiene que en esa época se negociaba directamente con los cabecillas históricos de la MS-13, a quienes los políticos negociaban mejores condiciones para los reclusos a cambio de bajar los niveles de violencia.

Añade el testigo que a pesar de esos acercamientos el Gobierno de turno, de Antonio Saca, en el mes de septiembre de 2004, realizó el traslado general de reclusos hacia los penales de Ciudad Barrios, Ciudad Barrios y Zacatecoluca, dentro de esos cabecillas de pandillas MS y 18. Esto provocó la ruptura de las negociaciones.

Indica que los familiares de los pandilleros salieron a las calles a protestar y el partido FMLN se les acercó para darles acompañamiento. Narra el testigo Noé que el acuerdo entre el FMLN y las pandillas se consolidó en el 2009.

Comentarios

comentarios