La jubilación podría perjudicarse si se retiran los fondos de pensiones, asegura Nelson Fuentes

Por Redacción UH

Solicitar el dinero de la pensión en la edad productiva, podría traer repercusiones cuando llegue el momento de la jubilación, es decir que el ahorro que cada ciudadano hace, es precisamente para cuando llegue a la tercera edad.

En ese sentido, el Ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, explico No ve factible retirar los ahorros de pensiones, porque los fondos están invertidos en certificados de inversión previsional, es que, si se retira antes, la pensión puede desaparecer y no habrá oportunidad de revertir esa situación.

La esperanza de vida en El Salvador ronda los 65 a 75 años, es decir que alguien puede vivir con lo ahorrado unos 20 años aproximadamente, sin embargo, ¿Qué sucedería si ese fondo desaparece?, ¿qué garantías tiene de sobrevivir o adquirir alimentos?, por ello, toda medida en torno al sistema de pensiones debe sustentarse con estudios técnicos o análisis constantes, que garanticen su viabilidad, pero, sobre todo, su sostenibilidad en el tiempo, analiza el Ministro de Hacienda, Nelson Fuentes. 

Entonces surge la necesidad de enfatizar en que todo lo que tenga que ver con retirar anticipadamente tu dinero ahorrado, debe contar con un análisis minucioso para no caer en una desprotección en la vejez.

“Si la gente va a retirar su dinero hoy, le van a entregar un certificado para que lo cambie en 25 años, con la diferencia es que a partir de que se retira, ya no genera intereses”, explicó el Ministro de Hacienda.

La función principal del sistema de pensiones es brindar protección a los cotizantes por medio de una pensión mensual con un depósito mensual que le permita obtener por él mismo alimentos.

«Cabe aclarar que todas las cuentas de cada salvadoreño que cotiza, no es dinero líquido (cash) que está disponibles inmediatamente, pues estos recursos se encuentran invertidos en diferentes instrumentos financieros para generar rentabilidad», explica el Ministro Fuentes. 

En síntesis, en momentos de crisis como los que hoy se viven, es muy difícil hacer uso de los recursos, porque se deja sin protección al cotizante que llega a la tercera edad, no tendrá dinero para su pensión mensual y tendrá que postergar su jubilación, en el peor de los escenarios, el Estado tendría que incurrir en más préstamos y endeudamiento para sostenerlo en su vejez.

Comentarios

comentarios