Intento fallido de segundos Acuerdos de Paz

Por Redacción UH

El 16 de enero de este 2017 se cumplieron 25 años de haber realizado la firma de los Acuerdos de Paz, evento que tuvo lugar en el castillo de Chapultepec, México.

La firma de los Acuerdos de Paz puso fin a un conflicto bélico de aproximadamente 12 años, donde el ejército salvadoreño y la guerrilla del FMLN se enfrentaron militarmente en todo el territorio nacional.

En el marco del cumplimiento de los 25 años del fin de la guerra muchas expectativas se dieron, ya que como país, El Salvador no ha logrado suprimir los factores que llevaron a una guerra, como la probreza y la desigualdad social; pues el arraigo de la disputa ideológica por parte de las principales fuerzas políticas, no ha logrado que surjan entendimientos significativos para los avances como nación.

Ante ello, se hablo de la necesidad de alcanzar unos segundos acuerdos, que permitieran superar esas diferencias ideológicas para llevar el país por un solo rumbo, partiendo que si en el pasado se lograron entendimientos para frenar una conflicto bélico, para esta ocasión solo sería necesaria una gran fuerza de voluntad de la clase política, que representa a varios sectores de la sociedad.

Estos segundos acuerdos, se tornaron más esperanzadores debido a que Naciones Unidas acató la ayuda que pidió El Salvador, para que el organismo internacional interviniera así como lo hizo hace 25 años.

Por lo cual, Naciones Unidas designó como facilitador al mexicano, Benito Andión, quien ya se había desempeñado como embajador de México acreditado en El Salvador, por consiguiente partía con la ventaja de conocer más la realidad salvadoreña.

Andión acudió puntual al auxilio de la nación, y comenzó hacer sus menesteres para ver de que forma facilitar los entendimientos, no obstante, desde un inicio dejó claro que los entendimientos finales deben lograrlo los salvadoreños.

Seis meses fue el periodo que trabajo Andión, sin embargo, al no ver avances significativos, declinó su participación, debido a que las diferencias ideológicas no pudieron ser superadas.

Ahora cabe la pregunta, ¿Si en algún momento El Salvador logrará unos segundos acuerdos de paz, en una sociedad tan convulsionada, donde problemas de violencia y pobreza siguen aquejando a la población?.

Comentarios

comentarios