Crisis de bomberos obliga a usar baldes de agua para apagar incendio

Por Redacción UH

La falta de equipos por la que atraviesa el Cuerpo de Bomberos obligó a los vecinos a apoyar a la seccional de La Unión con baldes de agua para contener el incendio que destruyó una bodega del Instituto Nacional, ubicado en la colonia Belén, de Conchagua.

Los bomberos solo contaban con cuatro bombas de mochila para atender el siniestro, por lo que los habitantes aledaños al centro educativo y agentes de la Policía Nacional Civil los apoyaron utilizando baldes con agua y mangueras conectadas a chorros de las vivienda para controlar las llamas.

Lamentablemente, un día antes la motobomba de la seccional La Unión se había arruinado, por lo que muy poco pudieron hacer los apaga fuego para detener el incendio, que tras una hora fue sofocado a “guacaladas” con la ayuda de los residentes, pero cuando ya había consumido el material didáctico, incluyendo algunos equipos como máquinas de escribir, que se guardaba en la bodega.

Algunos agentes de la institución no pueden ocultar su frustración ante la falta de equipo para atender las emergencias, la cual califican como “una vergüenza”.

Las bombas mochilas con que cuentan tienen capacidad de cinco galones de agua cada una y únicamente pueden utilizarse en pequeños incendios sobre todo de malezas, pero no en los que se desatan en viviendas y otras estructuras,  para lo que tienen que pedir el auxilio de la sección de San Miguel.

Similar situación viven otras seccionales por lo que sus mismos miembros hacen un llamado a las autoridades gubernamentales a proveer de los recursos financieros que la institución requiere para adquirir nuevos equipos.

Mientras Bomberos y otras entidades de servicios públicos como salud y educación carecen de recursos, la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Legislativa gastan cerca de 13 millones de dólares en bonos navideños para todo su personal.

Comentarios

comentarios