Hija a su padre policía: «¡Hola papi. Espero que estés muy bien allá en el cielo!»

Por Redacción UH

El cadáver del agente José David Martínez Figueroa de la División de Protección de Víctimas y Testigos en San Salvador fue encontrado hace cuatro meses en un barranco que está en el cantón Natividad, kilómetro 64 de la carretera Santa Ana-Metapán.

«Hola papi. Espero que estés muy bien papi allá en el cielo. Necesito decirte que te quiero mucho. Te extraño mucho, quisiera estar contigo papi, pero se que tu ahí estás en el cielo y por este motivo te estoy escribiendo esta carta y contarte que pasé grado y seguiré adelante como tu querías y lo haré, cumpliré los sueños, lo que tu quieres. Bueno te quiero mucho nos vemos en el cielo. No será un adiós será un hasta pronto», se puede leer entre sus cartas.

Desde la fecha de la noticia, su hijita de 11 años no cesa de escribirle a su padre fallecido. Psicólogos le han diagnosticado una ansiedad grave, y episodios de alucinaciones, donde ella habla con su padre como si estuviese presente aún.

Los ataque a los miembros de la corporación policial y militar han sido producto del equipo obsoleto que ninguna administración anterior quiso mejorar, y que los diputados actuales de la Asamblea Legislativa se oponen ante la propuesta del Presidente Nayib Bukele para evitar más casos de violencia contra dichos elementos de seguridad, así como prevenir daños psicoemocionales a sus familias.

Comentarios

comentarios