Tres menos, tres más

Por Redacción UH

Por: Mario Cabrera

La esencia del contenido de las elecciones en El Salvador, deben ser para que lleguen al ESTADO, los mejores hombres y mujeres, para que sean: “SERVIDORES DEL PUEBLO” no, para que se sirvan de él y lo que es peor, que caen en el ilícito y se contaminen de la corrupción. No es casualidad entonces, que la estrategia del fenómeno político electoral, para diputados y Alcaldes en el 2018, haya sido diseñado por ARENA y FMLN, sobre la base de cálculos mediáticos y matemáticos, dejando de lado lo político:

PRIMERO: Porque cuentan con un voto duro de más de 800 mil votantes. Que los convierte en la 1ª y 2ª fuerza política, al interior del Estado, en función de los intereses del poder real, quienes tiene bajo su poder y dominio a la sociedad salvadoreña.

SEGUNDO: El TSE indico que, en los datos electorales del 2015: la 1ª Fuerza política fue, ARENA con 35 diputados, 8 PARLACEN y 129 alcaldías. Que la 2ª Fuerza política fue, el FMLN con 31 Diputados, 8 del PARLACEN y 85 alcaldías. Que la 3ª Fuerza política fue, GANA, con 11 diputados, 2 PARLACEN y 19 alcaldías. Que la 4ª Fuerza política fue, el PCN, con 6 diputados, un PARLACEN Y 20 alcaldías. Que la 5ª Fuerza política fue, el PDC con un diputado, un PARLACEN y 7 alcaldías. Que la 6ª Fuerza política fue, CD con una alcaldía. Que la 7ª Fuerza política fue, el PSD con una alcaldía.

TERCERO: Que en el Órgano Legislativo, se toman decisiones de primero y segundo grado. En las de primer grado, se necesita el voto calificado de 56 diputados. Se puede reformar la Constitución. Elegir a los magistrados de Corte Suprema de Justicia, CSJ, al Fiscal General de la República FGR, entre otros. En este caso se propone que los magistrados de la CSJ y el FGR, deben elegirse por el voto popular, tal como se elige al órgano Legislativo, Ejecutivo y los alcaldes. En caso contrario, estas elecciones seguirán siendo caldo de cultivo, para aumentar la corrupción en las instituciones de poder formal. En las decisiones de segundo grado, se necesita el voto simple de 43 diputados.

CUARTO: ARENA carente de criterio político para dirigir el país, realiza una oposición inmadura; ya que posee 35 diputados, 129 alcaldías e incide en la mayoría de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Actúan mediáticamente, queriendo hacerle la vida imposible a la auto-ingobernabilidad del FMLN, en vez de buscar acuerdos, negociando acuerdos estratégicos de país, con una política de alianzas, seria y responsable. Pero les impide negociar con el FMLN, porque lo miran, como la nueva fuerza económica, que emerge con capital fresco que está llegando de Venezuela y que se convierte en la competencia y la fuerza de atracción para los inversionistas, que han dejado de financiar al partido y que hoy, lo están trasladando al FMLN. No se dan cuenta que una alianza entre ellos, sumaria 66 votos, en la Asamblea Legislativa, el equivalente al 79% de 84 Diputados. DIEZ MÁS del voto calificado, con poder político para crear y pactar CAMBIOS DE PAIS. ARENA con GANA, PCN y PDC, solo reúnen 53 votos, que son MÁS DIEZ del voto simple, para tomar decisiones de segundo grado. Una alianza, imposible de realizar, por sus diferencias de fondo.

QUINTO: El FMLN, actúa peor que ARENA, tiene poder en el Ejecutivo, 31 diputados y 85 alcaldías. No aprovechan la correlación legislativa que le otorga la llave de MENOS TRES, para cerrar o abrir la puerta del voto calificado. Pero aun con esa nula visión política – porque diferencias ideológicas no existen – ha logrado hacer alianzas tácticas con GANA, PCN Y PDC y han logrado acuerdos de segundo grado y administrativos, tanto al interior del Ejecutivo, como del Legislativo. No es casual, que el diputado Gallegos sea el actual presidente de la Asamblea Legislativa, después de Lorena Peña en el mismo periodo. Apartando la ideológica, el sectarismo, la burocracia, el dogmatismo y la corrupción; se pueden construir pactos y alianzas de política nacional, para impulsar “UNA AGENDA DE PAIS, PARA UN PROYECTO DE NACION” NEGOCIANDO UN PACTO ECONÓMICO, POLÍTICO Y SOCIAL, CON LA UNIDAD EN LA DIVERSIDAD Y CONSTRUIR UN PROYECTO DE ESTADO-NACION. Y si ARENA sigue careciendo de voluntad para negociar, hay que dejarlo en medio de sus crisis política y existencial, hasta que se vea forzado a negociar, un pacto y una verdadera alianza para beneficio del país y evitar así continuar prolongando su agonía política. Por tal razón, El FMLN está más que obligado a tender los puentes políticos necesarios, tomando iniciativa para lograrlo, con ventaja política a su favor.

SEXTO: De qué sirve que ARENA o el FMLN, PIERDA TRES O GANE TRES DIPUTADOS. El primero llegaría a 33 con TRES MENOS y el segundo a 34 con TRES MÁS. En el otro caso el primero llegaría a 39 con TRES MÁS y el segundo a 28 con TRES MENOS. Las variables son mínimas entre los dos, por su voto duro con poca diferencia. Si uno pierde tres, el otro gana tres y viceversa En el caso de los partidos minoritarios la diferencia es mínima, UNO MENOS O UNO MÁS. En el caso de la utilidad política de las alcaldías, solo son tomadas en cuenta para atraer y ganar o repeler y perder votos para los diputados. Lejos están de concebirse, como poder local desde donde, se deben ventilar los problemas sociales, sin mucha burocracia.

SÉPTIMO: De seguir bajo la bandera de la corrupción; los partidos políticos sin excepción, deberán asumir con responsabilidad histórica: LAS CONSECUENCIAS ECONOMICAS, POLITICAS Y SOCIALES, FRENTE A LA CIUDADANÍA. Para mientras continúen sacándose los trapos al sol, culpándose unos a otros de sus propias trampas mediáticas, aumentando el clientelismo, el asistencialismo, la corrupción, los impuestos y el nepotismo; “aumentando la riqueza de los millonarios y la pobreza de los salvadoreños” ¿Que le espera, ENTONCES, al pueblo salvadoreño, en las elecciones del 2018? ¡MÁS DE LO MISMO! “SIGAN HACIENDO SU AGOSTO, MIENTRAS TANTO, EL PUEBLO SE LOS PERMITA” RESTANDO o SUMANDO ¡TRES MENOS, TRES MÁS!

Comentarios

comentarios