Paolo Chica: Misma basura en diferente basurero

Por Redacción UH

Voy a comenzar este escrito haciendo lo que a ningún partido le gusta que le hagan. Voy a definirlo. La estructura conceptual del FMLN fue “diseñada” en una convergencia que se resume en 2 conceptos:

El primero de ellos es que fue una oposición fuerte, operante y solida que supo callar cuando el gobierno hacía bien y grito a todo pulmón lo que a su juicio, era malo.

La consistencia opositora que mantuvo por 20 años fue la que lo llevó a ganar la elección presidencial del 2009. No lo digo yo, lo dijeron los números electorales del 15 de marzo del 2015, es simple, una oposición fuerte con una buena campaña gana elecciones, eventualmente.

El segundo concepto es que no dieron el ancho en el poder. Administraron los peores gobiernos de la historia de El Salvador, no fueron diseñados para gobernar, no fueron capaces.

En 10 años causaron un retroceso profundo en el país. La gente lo notó, se quejó y actuó eligiendo otra opción al momento de votar. Votaron con todas sus fuerzas por sacarlos del poder y lo lograron.

Ellos siguen sin aprender la lección, siguen con los mismos directivos podridos de la linea de Fidel y Gorbachev. Los que piensan con el martillo y hacha pero actúan con la chequera. Y no una propia, sino la chequera del estado.

A la gente no le importa su “renovación” con esta reciente elección interna, ya no les creen, ya no confían. Le fallaron a lo que dicen defender a toda costa, le fallaron al pueblo. Ese mismo pueblo no va a parar de cobrarles factura hasta eliminarlos totalmente.

Ese es el futuro para todo aquel partido u organismo político que crea que la gente no ha aprendido del pasado. Aquel que crea que la gente le cree a lo mismo jamás podrá ganar una elección de nuevo en El Salvador.

Paolo (pero el bueno)

Comentarios

comentarios