Miembros del FMLN usurpan propiedad en Santa Ana

Por Redacción UH

Una empresa formada por miembros del FMLN se lucró de una propiedad usurpada en Santa durante los últimos seis años, quien su dueño era el guatemalteco Jimmy Jafal Sawafta Mustafa.

Sawafta Mustafa compró un terreno en una finca conocida como El Pezote, en el kilómetro 56 de la calle vieja que conduce de San Salvador a Santa Ana, en Coatepeque. Adquirió casi 481,000 metros cuadrados y se dedicó a sembrar chiles y berenjenas lo que pareció muy atractivo para Alba Alimentos quienes llegaron un día entre ellos Óscar Ortiz, para conversar e iniciar negocios.

Le propusieron comprarle la mitad de los terrenos a cambio de pagarle una deuda que todavía tenía con el antiguo dueño, Sawafta Mustafa aceptó, pues le prometieron que él se quedaría siempre con la mitad de la finca y podría seguir con su negocio.

Quien compró notarialmente las tierras fue una asociación llamada Agroindustrias El Cuscatleco.


El Cuscatleco, le compró los terrenos a Gerardo Meléndez, antiguo dueño de El Pezote, por un monto total de $210,000. Suma que salió de un préstamo hipotecario otorgado por Alba Petróleos.

En el 2012, El Cuscatleco le otorgó la mitad de las tierras a Sawafta Mustafa cuando este cumplió su compromiso de brindar asistencia técnica en los proyectos de la asociación tecleña y pagó una suma “simbólica” de $28,000. El guatemalteco ya tenía otra vez la mitad de la finca y volvió a sus trabajos agrícolas.

El 12 de septiembre de 2013, Gerardo Rivera, en representación de El Cuscatleco, llegó a El Pezote acompañado de Mario Argueta y Emérito Velásquez, quienes se identificaron como agrónomos de Alba Alimentos. “Esta propiedad ya no pertenece a Jimmy, sino a Alba Alimentos y venimos a tomar posesión de ella”, dijeron a los trabajadores los representantes de Alba.

El Tribunal Primero de Sentencia encontró culpable de usurpación de inmuebles y le condenó a un año y seis meses de prisión. Además, le condenó a otros dos años y seis meses por el delito de estafa contra Sawafta Mustafa. 

Hasta el momento, el guatemalteco sigue sin poder entrar a sus tierras y con la certeza de que Alba Petróleos sigue obteniendo al menos la mitad de las ganancias que a él le corresponden.

Comentarios

comentarios