La rueda de caballitos de las pensiones

Por Redacción UH

 

A la fecha se han debatido como seis propuestas para poder llegar a un final feliz y que los pensionados ―quienes somos los protagonistas― podamos descansar en paz. Tantas propuestas de diferentes entes, quienes en vez de llegar a un consenso, nos dejan más confundidos. Tanto ARENA, el Gobierno y su partido el FMLN, las gremiales, las AFP, etc., continúan publicando en los medios de comunicación el tipo de pensión que más les convenga. Al final de todo este embrollo, a la juventud, ni si quiera le interesa este tema, y a los que estamos por jubilarnos, no sabemos sí podremos quedarnos con una tajada de pensión digna. Yo también estoy confundido con tantas propuestas. En las calles se ha perdido la cuenta de las manifestaciones que han realizado muchos sectores del pueblo. Ya estamos ahogados por esta bendita temática llamada “pensiones”.

Analicemos la administración de las pensiones en Chile, en el año 2002 bajo la presidencia de Ricardo Lagos Escobar, promulgó una ley y se crean los multifondos, en donde cada cotizante podía escoger en qué tipos desean afincarse. Ese sistema es parecido al nuestro. La disyuntiva actual es que el Gobierno de Sánchez Cerén desea quedarse administrando todo el dinero que está depositado y sigue depositándose en las AFP. La oposición, ARENA y otros partidos, protestan y proponen otro sistema de pensiones. FUSADES, FUNDE, ASI y otras gremiales también se suben a la rueda de caballitos para hacer sus comentarios y críticas. El pueblo queda mareado de ver a esa rueda de caballitos que no termina de dar vueltas y vueltas. En síntesis, lo que queremos es una solución que nos deje resultados óptimos con esos ahorritos que nos ha costado tanto sudor y sacrificios.

En un foro sobre el futuro de las pensiones que se impartió en la Universidad Francisco Gavidia a mediados de este año, un alumno preguntó a los panelistas ¿Qué se hace el dinero que las AFP les administran a los trabajadores? No era estudiante de economía o administración de empresas, simplemente, como nunca había trabajado en su vida, desconocía que existe una asociación en donde se administra el dinero que los cotizantes, con arduo esfuerzo depositan sin su consentimiento en una cuenta. Es un negocio redondo para la Asociación de Fondo de Pensiones AFP ¿Tengo o no la razón?

¿Es justo y necesario que el Gobierno administre el ahorro de las pensiones? ¿Las AFP tienen que tener el 100% de la administración de ese dinero? ¿Es recomendable que los cotizantes puedan tener parte de ese dinero para utilizarlo en una necesidad como: estudios, enfermedad, financiamiento de casa, etc.? ¿Es mejor cuando el INPEP administraba las pensiones? ¿Podrá un obrero vivir dignamente con el dinero que ha ahorrado? ¿Somos tolerantes o nos quedamos nada más viendo pasar la rueda de caballitos sin poder hacer nada? Para hacer más complejo el problema, han estado jugando hasta con la edad de jubilación. Nadie sabe cuándo le toca morir.

Cuando anclan los barcos que vienen de Europa en los puertos salvadoreños (excepto el de La Unión, en donde solo ha llegado un crucero), y bajan de majestuosos barcos esos turistas, quienes son jubilados. Desde esa comparación se verifica las pensiones que ellos ganan en su vejez. Acá, quizá tengamos en el futuro unos cuantos dólares mensuales para ir a pasear a Apulo, comprar unas medicinas y darnos una vuelta por un centro comercial. Esa es nuestra realidad; me equivoco o rectifico.

No se sabe cuándo dejará de dar vueltas la rueda de caballitos. Pareciera que es una ruleta rusa en donde se está jugando con el futuro de miles de trabajadores, en especial el de los jóvenes, a quienes les tocará gozar o no de ese dinero ahorrado. Al final de esta novela, tomo mi libreta en donde se refleja la cantidad que llevo ahorrado a la fecha y me pregunto ¿Cuánto será el dinero que podré disponer en mi jubilación; si es que llego? La clase política juega con nuestros sentimientos (y con nuestro dinero). El pueblo lo único que quiere es vivir dignamente y con lo necesario en su tan ansiado retiro.

 

Fidel López Eguizábal

Catedrático Universidad Francisco Gavidia

flopez@ufg.edu.sv

Comentarios

comentarios