Industria textil y de confección, la gran ganadora del CAFTA

Por Redacción UH

A poco más de once años de vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (CAFTA, por sus siglas en inglés), la industria textil y de la confección ha sido la gran ganadora en El Salvador, según el economista Rigoberto Monge.

Para Monge, también se ha constituido en el sector de la economía nacional que mayor cantidad de empleos directos e indirectos ha generado en El Salvador a lo largo de más de una década.

“Sin duda que uno de los sectores que más han aprovechado el CAFTA, y que ha sido realmente exitoso, ha sido la industria textil y de la confección, resumió el también asesor de la empresa privada salvadoreña en las negociaciones del tratado con Estados Unidos.

Ha sido una industria que pasó de ser “maquila”, es decir, coser las piezas, pegarle zíperes y botones, a una industria integral o de paquete completo, incluyendo la hechura del hilo, la tela, estampados y diseños, explica el especialista en tratados de libre comercio.

“Este sector ha pasado a generar 75 mil empleos directos, según las cifras del Seguro Social, y otra cantidad igual de empleos indirectos, según el Ministerio de Economía”, acota el también analista económico.

Otro beneficio aportado por el CAFTA a la economía nacional, según Monge, es que el año 2016, las compras internas de bienes que la industria textilera y de confección hizo a empresas locales fue de alrededor de $580 millones, con lo que ha aumentado la tecnificación del sector y el dinamismo de la producción.

En el otro extremo, es decir prácticamente en la parte menos tecnológica, otro subsector beneficiado por el CAFTA han sido las empresas pequeñas y medianas que se dedicaron a la producción de comidas criollas para exportación, destacó el economista.

“Entonces empiezan a generar ventas de pupusas de tamales, un poco de tecnología para poder producir esos productos para exportarlos a los aproximadamente tres millones de salvadoreños que viven en Estados Unidos. Realmente es grande la cantidad de pequeñas y medianas empresas que se dedican a la industria de los alimentos propios, locales, típicos que se vino a desarrollar con el CAFTA”, expresó.

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa, también hay otros sectores de la economía nacional que se han visto afectados por el tratado de libre comercio con Estados Unidos. Entérese de ellos en un próximo artículo.

Comentarios

comentarios