Guatemala: una tragedia que no debió pasar 

Por Redacción UH

Los habitantes de los alrededores del volcán de Fuego de Guatemala sufrieron la peor tragedia natural, en más de 50 años de su historia, por la falta de atención de las autoridades a las comunidades que va desde El Rodeo hasta Siquinala. 

Durante el periodo presidencial de Otto Pérez Molina, 2012-2015, estas comunidades clamaron por la pavimentación de las arterias de las localidades, con el fin de llevar el desarrollo a estos lugares, sin embargo, sus peticiones cayeron en saco roto, y quizás si estas calles hubieran estado asfaltadas la historia fuera diferente. 

Fue más evidente las necesidades que tenían sus habitantes en la emergencia por la erupción del volcán de Fuego, y que tuvieron que vivir los miembros de las instituciones de socorro por la falta de implementos para continuar sus labores de rescates.  

La empresa Ilumina, al conocer las carencias de los grupos de rescates, optó por donar lamparas y batería que permitiría continuar con las labores de búsqueda de las personas de las comunidades afectadas por la erupción del volcán.  

“Vimos que los servidores de los cuerpos de socorro y de protección civil se les afectaba el calzado por las altas temperaturas de las cenizas y nos alegró ver a empresas donando calzado y escuchamos además que por las noches debían abandonar las zonas de intervención por la falta de equipo y por eso dispusimos donarles lámparas y baterías”,  Gabriel Hilsaca dela empresa Ilumina. 

Comentarios

comentarios