Gobiernos anteriores permitieron el ingreso de hasta $30,000 en cárceles

Por Redacción UH

En el marco del desarrollo del caso de la «Operación Cuscatlán», el principal testigo criteriado identificado como «Noé», confirmó que la Mara Salvatrucha (MS) introducía hasta $30,000 mensuales a pandilleros internos en diferentes cárceles, como producto de la venta de droga y armas en Guatemala y El Salvador.

El testimonio de Noé continuó ayer por la tarde tras la recuperación de su salud, además es una de las pruebas principales de la Fiscalía contra 425 miembros de la MS-13, entre ellos 17 jefes históricos de la pandilla.

«Noé» también dijo que la pandilla tenía «2 cuadernos en el Penal de Ciudad Barrios», donde estaban anotados todos los cabecillas, a fin de llevar un orden y controlar sus acciones.

Asimismo destacó que el dinero entregado a los mareros, durante los gobiernos anteriores, provenía de la venta de droga y armas en Acajutla; y era utilizado para la sobrevivencia de la pandilla en el territorio, como armamento, lanchas, cabezales, gasolina para las lanchas y alquiler de embarcaciones.

«La MS en Acajutla obtenía ingresos de $30 mil mensuales por venta de droga y armas, el dinero se usaba para dárselo a los pandilleros presos», aseguró el testigo criteriado.

Nota relacionada/ MS introdujo hasta $30,000 a pandilleros presos

Comentarios

comentarios