#EditorialUH

Por Redacción UH

Nayib tiene a todo el sistema político bajo sospecha, los poderes fácticos han seguido al pie de la letra el guion del analista pre pago Paolo Lüers, quien aconsejó hacer lo que haya que hacer para que Bukele no participe en las próximas elecciones presidenciales.

Les ganó el Juicio del Meme y lograron presionar para que una Cámara reabra el caso, a tal punto de que los funcionarios de esa Cámara serán denunciados ante la instancia de investigación judicial por haber filtrado una resolución a El Diario de Hoy.

Pero no solo eso, también ha salido bien librado del caso de La Manzana, así como de las sospechas infundadas sobre enriquecimiento ilícito, al grado que la Corte Suprema de Justicia emitió una resolución en la que no encontró “ningún indicio” de que Bukele haya aumentado su patrimonio durante los tres años que fungió como alcalde de San Salvador.

El Tribunal de Ética
La Corte de Cuentas
El ex secretario de Comunicaciones
Una síndica del FMLN
El mismo FMLN
ARENA
La Fiscalía General de la República (FGR)
El Tribunal Supremo Electoral (TSE)
Casa Presidencial

Todos están contra Bukele, y la mayor vergüenza, el silencio sospechoso del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Todas estas instituciones confabulan para no perder el poder político. La etapa que procede en el manual es la del Fakelaw etc., etc., es decir, utilizar todo el andamiaje institucional para evitar que participe en los comicios del 2019 y se convierta en el próximo presidente de la República.

La FGR es quizá la institución que más recursos ha gastado, cuantos fiscales al servicio de La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy o del caso de la manzana.

El descaro total ha llegado al límite. Luego de la alianza estratégica que Bukele alcanzó con el Cambio Democrático para ser el candidato presidencial, ante la tardanza del TSE en inscribir al partido en formación Nuevas Ideas, el sistema apunta sus baterías hacia la inhabilitación del CD.

Todo lo anterior nos mueve a pensar que estamos ante un sistema bajo sospecha o un sistema sospechoso.

 

¡Suscríbete! Para recibir todas las notas de Última Hora

Comentarios

comentarios