El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán

Por Redacción UH

Esa es una síntesis de una estrofa de la marca de ARENA que Roberto d´Aubuisson y Ricardo “el gringo” Valdivieso arreglaron en el hotel Cortijo Reforma de Guatemala y debieron pasar más de 36 años para que la historia nos lleve a su materialización.

ARENA y el FMLN, adolecen del mismo mal, esos dos partidos que son hijos de la guerra en donde no caben, los Johnnys, los Juan Valiente, los Bukele o todos aquellos que se atreven a hacer cambios a esas viejas maquinarias electorales que se han quedado anquilosadas en el pasado.

Esas viejas maquinarias electorales que pregonaban por cambiar la realidad de los que viven en las casas de cartón o que dicen en todos sus mítines que “libertad se escribe con sangre“, pero que no tienen eso para sus militantes, libertad.

El sábado, podríamos comenzar por asistir al sepelio de esas clase política que hasta hoy manda en el FMLN y en el otro lado y tal como lo ha publicado el escritor Geovani Galeas, ARENA se jodió.

Si Roberto d´Aubuisson estuviera vivo, ahora diría que el arma más poderosa de los hombres libres es el Twiter y Schafick Handal le diría a sus compañeros de partido “debemos abolir el capitalismo neoliberal dependiente y asegurar el desarrollo nacional con justicia social y en democracia participativa”, lo expresó durante su campaña en 2004. Por intentar eso, van a echar a Nayib.

Comentarios

comentarios