Diputados y diputadas, también #DevuelvanLoRobado

Por Redacción UH

Hoy que se cumplen 100 días sin que los diputados hayan elegido a los magistrados de la Sala de lo Constitucional. En total, 3 meses y 10 días en los que no han hecho su trabajo pero que los salvadoreños les hemos pagado puntualmente su salario, sus jugosas prestaciones, sus vehículos, gasolina, asesores, oficinas y teléfonos. Así que, diputados, si no hacen su trabajo, por favor devuelvan lo robado

Dice un dicho popular que el primer acto de corrupción es aceptar un puesto público sin tener capacidad. Y eso le ha pasado a cada uno de los 84 diputados de la Asamblea Legislativa que, hasta la fecha, y después de “100 días de trabajo” han sido o incapaces de no haber podido elegir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia o, peor aún, han llegado “a un acuerdo para no ponerse de acuerdo”, como lo señalaba ayer con enorme preocupación la Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos.

Todo el proceso de la elección de los magistrados de la Sala Constitucional ha dejado en evidencia que los cargos en este país no se eligen por idoneidad, sino que por cuotas partidarias, para pagar compromisos políticos previos, por compadrazgos o, simplemente, por no dejar que el otro partido imponga su voluntad. Ya ni siquiera hay un mínimo intento de tapar que las actuales propuestas son simplemente las cuotas de cada uno de los partidos y, sin pudor, se hablar de que “nuestra propuesta, el candidato de ARENA o del Frente o de cualquier otro partido”.

Esa “partidización” es lo más grave que le ha pasado al país. Cada vez que una institución del gobierno ha sido tocada por el cáncer de los partidos, esto termino siendo nefasto para la población. Ejemplo es la actual gestión de la Fiscalía, inclinada totalmente a favor de ARENA; la Corte de Cuentas, que le ha repartido finiquitos exprés a todos los actuales acusados o condenados por corrupción; la Asamblea, que es el epicentro del nepotismo y del compadrazgo político y donde en los currículos para los puestos no pesa la capacidad o la idoneidad sino el diputado que la recomiende.

Los diputados y diputadas no han sido capaces de escoger magistrados, pero sí de hacer el ridículo o violar leyes en este período. Hemos visto a una ARENA desesperada por lograr privatizar el agua, a la Asamblea discutiendo o no si viene un grupo de rock, etc. Pero no han sido capaces de tener una lista potable de candidatos independientes para magistrados en la CSJ en todo este tiempo.

A los salvadoreños nos encantaría que los diputados y diputadas, así como son de capaces de convertir en un par de días en asesores a todos los diputados que no quedaron; así como son de efectivos para contratar a sus parientes, parejas, amigos y amantes con buenos puestos; así como hacen procesos fáciles para pedir banquetes de lujos, contratar teléfonos de alta gama y asignarse camionetas que valen miles de dólares; así fueran de efectivos, rápidos y productivos para hacer leyes por el bien del país.

Hoy que se cumplen 100 días sin que los diputados hayan elegido a los magistrados de la Sala de lo Constitucional. En total, 3 meses y 10 días en los que no han hecho su trabajo pero que los salvadoreños les hemos pagado puntualmente su salario, sus jugosas prestaciones, sus vehículos, gasolina, asesores, oficinas y teléfonos, no sólo a ellos sino que a todos los parientes, amigos, asesores y cuotas del partido que tienen contratados. Así que, diputados, si no hacen su trabajo, por favor #DevuelvanLoRobado

Comentarios

comentarios