Cierre parcial de gobierno de EE.UU. en el primer año de Trump

Por Redacción UH

El gobierno de Estados Unidos amaneció este sábado en cierre parcial efectivo de sus operaciones por falta de presupuesto, luego de que el Congreso no aprobara una propuesta de financiamiento, a pocas horas de que se realizaran los actos del primer año de la administración del presidente Donald Trump.

Desde 2013 es la primera vez que se da un cierre parcial y es el primer cierre en la época moderna con un Congreso y una Casa Blanca controlada por el mismo partido. La Casa Blanca culpó a los demócratas y los demócratas a los republicanos.

Los legisladores tenían un plazo similar el mes pasado, pero aprobaron una resolución de continuidad el pasado 21 de diciembre para mantener la financiación del gobierno por otro mes.

Un cierre no significa que todas las agencias, programas y servicios financiados por el gobierno federal quedarán suspendidos. Cualquiera que trabaje para agencias y departamentos que se consideran no esenciales –incluidas las agencias que pagan préstamos a pequeñas empresas y procesan solicitudes de pasaportes– dejará de laborar hasta que el Congreso pueda ponerse de acuerdo sobre un proyecto de ley para el presupuesto federal.

Los empleados en estos departamentos serán puestos en “licencia”. Durante anteriores cierres, todos los que se quedaron en casa recibieron pagos de forma retroactiva después de que se llegó a un acuerdo en Washington.

En el pico del cierre del gobierno durante 2013, cerca de 85.000 empleados quedaron en licencia cada día, según la Oficina de Gestión y Presupuesto.

El Ejército es considerado esencial y aún así deberá reportarse para el servicio. Sin embargo, las tropas, incluidas aquellas en combate, posiblemente no recibirán pagos durante el cierre. Además, muchos empleados civiles del Departamento de Defensa no estarán trabajando durante el cierre, como los instructores de las academias militares y los contratistas de mantenimiento.

El equipo del fiscal especial Robert Mueller sí seguirá operando, le dijo un portavoz del Departamento de Justicia a la cadena de televisión CNN.  “Todos los empleados de la Oficina del Fiscal Especial son considerados exentos y continuarán sus operaciones en caso de una interrupción en las asignaciones”, indicó.

Pero si en tus planes de vacaciones estaba para visitar algún parque, zoológico o museo nacional, los encontrarás cerrados.

El cierre también afectar a la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, lo que significa que si necesitas un permiso de arma de fuego, tendrás que esperar hasta que esta situación termine.

 Los servicios esenciales –como la Seguridad Social, el control del tráfico aéreo y la Administración de Seguridad en el Transporte– seguirán contando con financiación, aún cuando algunos empleados de esas agencias no estén trabajando.

Y el Servicio Postal de Estados Unidos tampoco dejará de atender a los residentes: igual recibirás tu correspondencia.

En cuanto a los miembros del Congreso, continuarán recibiendo sus pagos porque así está escrito en la ley.

El cierre afecta especialmente a los residentes de Washington. Como el presupuesto de capital de la nación proviene del Congreso, si ocurriera un cierre, los recolectores de basura también podrían quedar en licencia.

Comentarios

comentarios